Óxido nitríco y disfunción erectil

Albino García Sacristán

Resumen


La erección es la consecuencia de modificaciones de la irrigación de los cuerpos cavernosos del pene bajo el control de los nervios vasomotores, aumentando el flujo arterial y reduciendo la evacuación venosa, lo cual tiene como resultado la distensión de los cuerpos cavernosos. En este proceso intervienen mecanismos complejos que requieren la integridad anatómica, tanto vascular como nerviosa, así como también la acción coordinada de diversos neurotransmisores y neuromoduladores. La erección peneana es iniciada por estimulación parasimpática que motiva la liberación de óxido nítrico de las terminaciones nerviosas y del endotelio vascular. El óxido nítrico relaja el músculo liso de las arterias y de las trabéculas de los espacios lacunares de los cuerpos cavernosos, a través de la activación de la guanilato ciclasa que incrementa los niveles de GMPc, lo que favorece la apertura de los canales de K+ que provocan una hiperpolarización y relajación de estas estructuras. La erección depende de una compleja interacción de factores psicológicos, neurológicos, vasculares y endocrinos. La alteración de cualquiera de estos factores puede originar disfunción eréctil, aunque esta disfunción se debe fundamentalmente a la incapacidad del músculo liso trabecular y vascular para relajarse adecuadamente.

Palabras clave


Erección; Óxido nitríco; Disfunción erectil;

Texto completo:

PDF


Copyright (c)