Hormona de crecimiento, destete y estado nutritivo

María Elvira López Oliva, Ángel Agis Torres, Emilia Muñoz Martínez

Resumen


El eje GH-IGF-I es el regulador fundamental del crecimiento postnatal y el determinante del tamaño corporal. El tratamiento con GH aumenta la masa muscular y disminuye el depósito graso, modificando la redistribución de los depósitos corporales. Por su capacidad de aumentar la síntesis y de disminuir el catabolismo proteico genera un balance nitrogenado positivo, bien actuando directamente a nivel tisular o mediante la acción endocrina, paracrina o autocrina del factor IGF-I. De forma paralela, la hormona somatotropa incrementa la hidrólisis de los triglicéridos y disminuye la lipogénesis. Esta respuesta metabólica a la GH exógena varía con diversos factores, entre los que destacan el nivel nutritivo y la etapa de crecimiento del animal. Se conoce por una parte, que la acción somatotropa requiere de un aporte suficiente de nutrientes en la dieta y por otra, que sus efectos son mínimos entre la segunda y tercera semana de crecimiento postnatal, aumentando su eficacia entre los 31 días de vida y la pubertad. Aunque no se conoce la causa de esta refractoriedad al tratamiento con GH en estas primeras etapas de la vida, podría estar relacionada con la respuesta bifásica a la GH, desarrollada en ratones BALB/c machos rhGH-tratados entre los 21 y 50 días de vida y alimentados con dos concentraciones de proteína en la dieta (12 y 20%). La hipofagia GHinducida entre los 21 y 30 días de vida es la causa primordial del estado de subnutrición que aparece en estos animales y que da lugar a la detención del crecimiento por falta de sustratos, eliminando la acción anabólica de la hormona. Posteriormente, el incremento autorregulado de la ingesta favorece la recuperación del crecimiento entre los 35 y 50 días de vida, periodo en el que se desarrolla un crecimiento de carácter compensador, caracterizado por un acúmulo excesivo de la masa grasa, similar al determinado por el crecimiento que sigue a la realimentación después de malnutrición, lo que puede coexistir con un estado de resistencia del tejido adiposo a la GH. Sin embargo el efecto anabólico de la somatotropa parece manifestarse, en los animales bien nutridos, por un mayor depósito de la proteína muscular al incrementar la tasa fraccional de síntesis proteica, que permite la aparición de un fenómeno de hipertrofia compensadora. Por lo tanto, la administración de rhGH en el momento del destete parece interferir con los delicados mecanismos de adaptación a la alimentación sólida característicos de este periodo, e inducir el cese del crecimiento entre los 21 y 30 días, generando más tarde un crecimiento de carácter compensador que se inicia a partir de los 35 días de vida.

Palabras clave


GH; Destete; Proteína de la dieta

Texto completo:

PDF


Copyright (c)