Nuevos datos acerca del virus causante de la pandemia de gripe de 1918-19 y su relación con los de la gripe aviar. Datos recientes relativos a éstos (*)

José Antonio Cabezas Fernández del Campo

Resumen


La horrible pandemia de gripe o influenza de 1918-19 (impropiamente denominada «gripe española») originó una mortandad superior a los 20 millones. El conocimiento acerca del virus causante de la misma ha avanzado notablemente en la última veintena de años, por dos motivos: 1.º El hecho de disponerse de nuevas técnicas analíticas mucho más sensibles y específicas que las precedentes, las cuales han podido ser aplicadas al estudio de muestras humanas conservadas bajo tierra a temperaturas inferiores a 0º C o después de haber sido sometidas a tratamientos fijadores y mantenidas en bloques de parafina. 2.º La aparición en los últimos años de brotes epidémicos en aves, ocasionados por virus con algunas características similares a las que se ha deducido tuvo el virus de 1918, causante de dicha pandemia. Las mutaciones de algunos pocos aminoácidos del sitio activo de la hemaglutinina de aquél pudieron modificar la especifidad de la unión de ésta con los receptores de la célula hospedadora (constituidos por residuos terminales de ácido N-acetilneuramínico), adquiriendo algún virus de procedencia aviar la propiedad de unirse a células de otras especies (cerdo, seres humanos) y resultando inmune a los anticuerpos anteriormente formados. Las características (genéticas, estructurales, etc.) de la hemaglutinina y de la neuraminidasa (= sialidasa) de dicho virus humano de 1918 parecen indicar su vinculación con ambos orígenes (aviar y porcino), aunque aún faltan por ser precisados algunos aspectos.

Palabras clave


Gripe (1918-19); Gripe aviar; Hemaglutinina

Texto completo:

PDF


Copyright (c)