Los Premios Nobel 2004 en Fisiología o Medicina y en Química: La importancia de los olores y del «Beso de la muerte

Juan Ramón Lacadena Calero

Resumen


Como introducción a la sesión científica que esta Real Academia dedica a los Premios Nobel 2004 en Fisiología o Medicina, se hace un breve comentario al trabajo de los doctores Axel y Buck sobre los receptores olfativos y la organización del sistema olfativo dentro de un marco de referencia de la Genética del Comportamiento Humano de la percepción de los sentidos. El trabajo seminal de Axel y Buck de 1991 permitió caracterizar 18 miembros diferentes de una familia multigénica que codifica para siete dominios proteicos transmembrana cuya expresión está restringida al epitelio olfativo. Posteriormente, ambos dedicaron sus esfuerzos en clarificar el sistema del olfato desde el nivel molecular al de organización topográfica celular. En cuanto al Premio Nobel 2004 en Química, se glosa brevemente el trabajo de los doctores Ciechanover, Hershko y Rose, sobre la degradación de las proteínas mediatizada por ubiquitina. La degradación de las proteínas por los proteosomas responde a un proceso altamente regulado que comienza con su marcado molecular: el «beso de la muerte» de las ubiquitinas.

Palabras clave


Sistema olfativo; Receptores olfativos; Degradación proteínas

Texto completo:

PDF


Copyright (c)