Trichomonas vaginalis: la versatilidad de un parásito tenaz

Alexandra Ibáñez-Escribano, Alicia Gómez-Barrio

Resumen


La tricomonosis urogenital humana, causada por el parásito Trichomonas vaginalis, es una de las infecciones de transmisión sexual (I.T.S.) de mayor prevalencia en el mundo, con un total de 276 millones de casos cada año, según la OMS.Algunos autores la han calificado como una enfermedad desatendida u olvidada ligada a la pobreza, a pesar de que más del 50% de las I.T.S. curables se deben a este agente etiológico. La tricomonosis cursa con un rango amplio de manifestaciones clínicas, que van desde casos asintomáticos hasta cuadros más graves e invasivos de los conductos genitourinarios. Se ha relacionado la infección con el riesgo de adquisición y transmisión del VIH y de lesiones preneoplásicas de cérvix y próstata. Este protozoo parásito presenta una gran variabilidad intraespecífica en su comportamiento patogénico, probablemente por el tamaño y complejidad de su genoma, con más de 60.000 genes codificantes. Es capaz de sobrevivir y colonizar un nicho complejo sometido a constantes fluctuaciones, el aparato genitourinario, pasando desapercibido en muchos casos. El tamaño y complejidad de su genoma convierten a T. vaginalis en un parásito de gran interés científico para el estudio de los mecanismos de patogenia y evasión de la respuesta inmune.


Palabras clave


Trichomonas vaginalis; tricomonosis; ITS; genoma; patogenia; metronidazol; 5-nitroimidazoles.

Texto completo:

PDF


Copyright (c) 2017 Real Academia Nacional de Farmacia