El papel del fitoplancton en el cambio climático: ¿cuánto depende nuestro destino de unas pequeñas microalgas?

Eduardo Costas, Victoria López Rodas

Resumen


Hoy en día estamos viviendo un período de cambio global rápido en el cual alrededor de 30.000 especies llegan a extinguirse anualmente debido a las actividades humanas que están alterando los procesos biogeoquímicos a nivel de la biosfera. Los ciclos de la biosfera tal vez lleguen a ser menos predictibles si los microorganismos esenciales sucumben al cambio climático y a las actividades antropogénicas. En particular, las microalgas y cianobacterias juegan un importante rol en el control del cambio global pues son los principales productores primarios de los ecosistemas acuáticos, produciendo alrededor del 50% de la fotosíntesis total. El equilibrio entre respiración-oxidación (C6H12O6 + 6 O2 ==> 6 CO2 + 6 H2O) y fotosíntesis (6 CO2 + 6 H2O ==> C6H12O6 + 6 O2) marca la pauta del CO2 y consecuentemente del cambio climático. Investigar la capacidad diferencial de respuesta del fitoplancton al forzamiento ambiental inducido por los humanos ha llegado a ser clave para entender las futuras repercusiones sobre el funcionamiento de los ecosistemas a nivel planetario. Nuestros estudios muestran que los diferentes grupos funcionales del fitoplancton (p.e. fitoplancton oceánico, costero, simbionte de corales, continental…) tienen muy diferente capacidad de adaptarse al cambio global. La capacidad de las diferentes microalgas puede explicarse en relación a la estructura genética de la población, tasa de crecimiento, tasa de mutación, ploidía, preferencia de hábitat y grupo taxonómico. Las poblaciones de microalgas oceánicas son las que muestran la mínima capacidad de adaptación al cambio. Como el océano es el mayor ecosistema de la Tierra, las perspectivas futuras no son buenas.

Palabras clave


Cambio global; CO2; fitoplancton; fotosíntesis.

Texto completo:

PDF


Copyright (c)